Restaurante de Estados Unidos ofrece alimentos preparados con marihuana.

Los alimentos en este restaurante están asociados indeleblemente con la marihuana, para saciar el apetito y la necesidad química de pacientes que requieren el “medicamento” o que están en un tratamiento como la quimioterapia.

Oregón, EU.- Después de raspar juntos; un montón de calabacines, brócoli, carne de res, piña y fideos en una gran parrilla, Kevin Wallace agrega aceite de semilla de uva con infusión de marihuana, para derramarla sobre los alimentos al vapor, acto que desencadena un chisporroteo.

A trece años de que Oregón se convirtiera en uno de los primeros estados que aceptan el uso de la marihuana como tratamiento médico, Wallace y su socio Michael Shea han logrado ganarse la vida usando y comerciando con este estupefaciente, sin ir a la cárcel.

No es el único restaurante en EU, también existen: el Harold & Kumar Go To White Castle, con aperitivos, platos principales y postres preparados con la hierba medicinal, y que se encuentran a diario en el menú.

En el Cheba Hut, una cadena de restaurantes, también cocinan con marihuana y los clientes de la cafetería del Mundo Cannabis, famoso en Portland, pueden conseguir una hamburguesa o lasagna, condimentados con la hierba, mientras cantan a coro con el karaoke.

Los restaurantes donde la marihuana es el principal ingrediente han tenido problemas para aumentar la clientela

y sus ventas, después de todo, están limitados a los propietarios de las tarjetas que tienen autorizado el uso de la marihuana. Y están sometidos a un riguroso escrutinio.

En el restaurante Dragón de Tierra Edibles & Lounge en Ashland, Wallace y Shea están tratando de llevar la barbacoa mongola, dosificada con la marihuana medicinal, a un nivel superior, a pesar de que todavía la legalidad de su uso es difusa.

Para entrar al restaurante se debe mostrar la tarjeta de marihuana médica de Oregón. En el interior, el lugar se ve y funciona muy parecido a cualquier otro pequeño restaurante de estilo asiático, con los olores de teriyaki y los sonidos de la parrilla que llena el aire.

En la parte posterior sobre una pared cuelga el gurú de la marihuana, Bob Marley. Y la lista del menú va desde verduras, salsas, carnes y queso de soya. Quienes tienen la mariguana medicada también pueden degustar de un pastel de queso, dulces y galletas con dosis de la hierba.