La arquitectura urbana de Sofía, Bulgaria, se convierte en un juego de Tetris gigante en una serie de la diseñadora y fotógrafa Mariyan Atanasov.

Para crear esta insinuación visual, Atanasov aisló la geometría de los edificios de esta ciudad, removiendo distracciones como cables telefónicos y árboles. En cada uno de las fotos, las piezas parecen congeladas mientras caen; listas para encajar entre ellas, del mismo modo que el clásico videojuego de los 80s creado por el ruso Alexey Pajitnov.

Atanasov también comparte sus proyectos de fotografía y diseño en Behance e Instagram, incluidos muchos otros estudios arquitectónicos minimistas de toda Europa.