La fluidez de la lluvia suspendida en el tiempo y el vacío: instalación de Stacee Kalmanovsky.

La artista Stacee Kalmanovsky montó una instalación en que con gotas de cristal simula la suspensión en el tiempo y el espacio de una lluvia, jugando con la esencia natural del agua de mantenerse en movimiento perpetuo.

El agua es inquieta por naturaleza, sujeta a un movimiento perpetuo, cíclico, que parece no detenerse ni terminar nunca. Casi en cualquier forma que tome, así sea esos tranquilos lagos que se encuentran en algunos sitios, es posible advertir este perenne fluir de su informe cuerpo. ¿Pero qué pasaría si, por ejemplo, alguien quisiera congelar por un instante la precipitación que ocurre durante una lluvia?

Con esta idea en mente, la artista Stacee Kalmanovsky montó una instalación que lleva por nombre eso, Rain, pues se trata de un artificio por medio del cual pareciera que en verdad hay gotas de

agua suspendidas en el vacío, una lluvia eterna no porque parezca infinita, sino porque uno de sus instantes está detenido en el tiempo y el espacio, impidiendo que los demás se sucedan.

Kalmanovsky, natural de Chicago, uso para su instalación gotas de cristal que, a la distancia, simulan perfectamente el aspecto de una lluvia.

Puedes ver más trabajos de Stacee Kalmanovsky en su web personal.