¿Cómo la música afecta nuestra productividad?

La música es considerada como uno de los triunfos de la creatividad humana. ¿Pero la música en sí nos ayuda a crear?

Es una pregunta vale la pena preguntar, ya que la música se ha convertido en cada vez más una parte de los lugares de trabajo de hoy en día. La música tiene una permanencia temporal extraña; como arte decora el espacio y también lo hace la música para decorar el tiempo.

Como gran parte de nuestro tiempo lo pasamos en el trabajo, y gran parte de nuestro trabajo lo realizamos en computadoras, la música se ha convertido en algo inseparable de nuestras tareas del día a día – una forma de “optimizar el aburrimiento”, mientras se hacen las actividades diarias.

La efectividad de la música depende de la forma en como nos “envolvemos” en una tarea, en referencia a la demanda creativa de la obra. Una investigación de “Applied Ergonomics” nos sugiere que cuando una tarea está claramente definida por su naturaleza repetitiva, la música es mucho mas provechosa.

“Una serie de experimentos han investigado la relación entre la reproducción de música de fondo durante la realización del trabajo repetitivo y la eficiencia en la realización de esta tarea. Los resultados dan un fuerte apoyo a la afirmación de que los beneficios económicos pueden derivarse de la utilización de la música en la industria.”

Para aquellos que disfrutan de escuchar música durante sus sesiones creativas, también funciona la presencia de sonidos ambiente. Estos sonidos, ya bien sean generadores creados en sitios web o vengan de un entorno natural, también mejoran la capacidad de concentración.

La música electrónica tiende a adaptarse a nuestras necesidades porque tiende a ser repetitiva. A diferencia de los altibajos de otros tipos de música, los “paisajes sonoros” que se encuentran dentro de este género pueden ayudar a enfocarnos de una manera más óptima y sin tantas distracciones.

Los dejamos con la siguiente playlist de Deep House que hicimos en nuestra cuenta de Spotify.