Artículos Diseño Gráfico Novedades

Hábitos diarios para ser un creativo exitoso

¡Los buenos hábitos son la base de cualquier éxito! ¡Hemos reunido una lista de los mejores hábitos o rituales que debes incluir en tu rutina diaria para “hacer y ser MEJOR”!

Nunca podría haber hecho lo que he hecho, sin los hábitos de puntualidad, orden y diligencia, sin la determinación de concentrar en mí un objetivo a la vez” ― Charles Dickens

La diferencia entre los mejores y “la gente promedio” no sólo se basa en el talento. Es la creencia de que su talento se puede desarrollar a través del aprendizaje constante, la formación, la determinación y el trabajo duro. Por esa razón, hemos seleccionado los hábitos más útiles para la mañana, la lectura y la hora de acostarse, los hábitos que son específicos para usted como profesional creativo y, por supuesto, los hábitos de los creativos e innovadores más exitosos del mundo.

1. Planear

Utiliza Google Calendar, Outlook, Dropbox, Evernote u otras aplicaciones y herramientas de escritorio y para dispositivos móviles para desarrollar un plan bien estructurado de tus tareas diarias. Haz una lista de prioridades. Estar organizado ayudará a completar cada tarea de una manera más eficiente y efectiva.

2. Haz una caminata por la mañana

Haz una actividad de tu elección. Ya sea caminar, hacer yoga, correr o montar bicicleta, siempre trata de hacer lo posible para sacar algo de tiempo para hacer ejercicio. Una investigación muestra que el ejercicio regular se asocia con un mejor pensamiento divergente y convergente, los dos componentes principales del pensamiento creativo. Según un estudio de Stanford, el rendimiento creativo de una persona aumentó un 60% cuando caminaba, en lugar de estar sentado. Un entrenamiento matutino aumenta tu enfoque en la siguiente actividad, porque tu cuerpo está excitado.

3. Comienza con la tarea “más difícil” o “más importante”

Coloca lo más difícil del día, o la tarea que más tiempo consuma en el primer lugar en tu lista de tareas pendientes. Podrás completar la tarea mientras tengas más energía y así establecer otros escenarios para el resto del día día. Con la tarea más difícil, obtendrás una sensación de logro y un aumento de la productividad. Podrás enfocarte mejor en las otras tareas.

4. Cambia el café por agua de limón

Beber agua tibia con limón es una forma saludable de comenzar el día. El agua de limón mejora el estado de alerta, el enfoque y optimizará tu capacidad de rendimiento. Tomar café a primera hora de la mañana es un error. “Muchas veces la gente toma cafeína para despertarse por la mañana, pero eso va a suceder naturalmente, gracias al movimiento, la luz y el tiempo”, dice el Dr. Grandner. Guarda el café por un par de horas después de despertarte.

5. Lee

Un estudio de 1.200 personas adineradas encontró que el único hábito que todos tienen en común es la lectura. La lectura es una poderosa herramienta de superación personal. Aumenta el poder del cerebro, reduce el estrés y mejora la creatividad, las habilidades críticas y las analíticas.

Estos son los hábitos de lectura de algunas de las personas más exitosas del mundo:

Bill Gates lee 50 libros al año
Mark Zuckerberg lee dos libros cada mes
Tony Robins leyó 700 libros en siete años
Mark Cuban lee más de 3 horas todos los días

6. Relájate antes de irte a dormir

Puedes hacer una actividad que sea relajante y tranquila. Tómate el tiempo para relajarte, hacer ejercicio, tomar un baño caliente, meditar, rezar o leer un libro. En estos tiempos tan ocupados, puede ser difícil crear un equilibrio trabajo-vida. Por eso, se recomienda llevar a cabo una actividad de “desestresamiento” al finalizar el día. Al hacer una actividad de relajación antes de irte a la cama, creas una sensación de paz y te sanas del estrés que has acumulado durante el día.

7. Reflexiona sobre el día

Recuérdate a ti mismo todo lo que lograste completar durante el día. Piensa en el progreso que lograste ese día y celebra incluso los éxitos más pequeños. De esa forma, estarás mucho más motivado para trabajar en el logro del día siguiente.

8. Identifica tu nicho y área de experticia

Como profesional creativo, probablemente te encuentres con la necesidad de realizar muchas tareas diferentes. Para tener éxito, necesitas hacer solo lo que mejor haces. Descubre lo que mejor haces escogiendo un área específica de experiencia funcional.

9. Solicita retroalimentación

La retroalimentación, tanto positiva como en forma de crítica, es muy útil. Tanto el sentido común como la investigación dejan en claro que la retroalimentación efectiva es muy importante para que un diseñador se adapte, crezca, mejore el rendimiento y aumente su motivación.

Siempre pide comentarios tus clientes y de personas con ideas afines. Haga uso de los diversos grupos, foros y sitios web donde se reúnen los profesionales creativos. Dribbble es solo uno de los muchos sitios donde puedes practicar tus habilidades, obtener comentarios y mejorar.

10. ¡Siempre busca inspiración!

Hay muchas fuentes en la web que te ayudarán cuando enfrentes bloqueos de inspiración. Busca inspiración todos los días. Puedes hacerlo en nuestras redes sociales: Tumblr | Pinterest | Facebook

Inspírate con tu artista favorito. Mira a la competencia como inspiración; muchos de los mejores resultados han sido provocados al ver a sus competidores como motivadores, descubriendo más sobre su técnica, y dónde encuentran SU inspiración.

11. Manténte en línea con las últimas tendencias en el mundo creativo

¡Conoce bien tu industria! Crea diseños que representen las tendencias actuales de la industria y las necesidades de la audiencia. Sigue constantemente blogs que compartan las tendencias emergentes relacionadas con tu área específica de interés. Actualiza tus conocimientos regularmente suscríbete a blogs y boletines, y participa en grupos y foros. Comienza por buscar artículos que por ejemplo pronostiquen las próximas tendencias para 2018.

12. Sepa cuándo decir ‘No’ y elija sus proyectos sabiamente

Este es un consejo de los creativos que han estado en la industria creativa durante muchos años. Siempre considera todas las oportunidades que surjan en tu camino, pero piensa detenidamente antes de tomar una decisión. Asegúrate de que tu cliente potencial conozca el estilo de tu trabajo. Aprende a decir “No” a cosas como malas ideas, cuando el cliente te pida trabajo gratis o trabajo adicional sin remuneración.

La excelencia, entonces, no es un acto; es un hábito” – Aristóteles